Lo que el boleto de avión no te dice

1

“Nuestro matrimonio es uno que se basa en Dios. Para los que no creen esto suena absurdo, pero no puedo justificar mi fe ante unos que no la tienen y no la ven. Es como tratar de hacer distinguir a un daltónico el rojo del verde o el azul. Dios ha planificado todo esto y gracias a Él estamos aquí, pero no es fácil. El hecho de ser cristianos no nos promete una vida en la que falten las aflicciones. Al contrario”.

Sabía que tenía que comenzar con esta porción. Lo supe desde la primera vez que leí el libro, lo hice en 3 horas. Pocos libros he leído tan rápido. Es tan lindo, tan real, tan sentido, tan nuestro. Nuestro, sí, el de personas que creen, que creen en la Soberana Voluntad Divina de Dios, tanto Predestinando nuestras vidas para la salvación, como escribiendo cada una de las cosas que nos han de ocurrir a lo largo de este largo periplo al que llamamos vida. Una invitación a la lectura (resuena en mi mente esta frase de Abraham). No sé si estos párrafos animaran a alguien a la lectura, espero que sí, (como a mí que ya voy por la segunda vez), aunque prefiero pensar que aparezcan en el prólogo del libro o en la contraportada (soy más pretencioso).

Esta historia, como la describí en mi primer pensamiento, es: “una historia de fe, real, sincera, de cambio. Una historia para compartir, para soñar. Un cambio de vida, de estado, pero también un paso de la inocencia a la realidad, como de la juventud a la edad adulta en tan solo el tiempo que dura un vuelo de avión”. Puedo añadir ahora que es una historia de hoy. Un libro que presenta ante el lector una historia de amor (a la antigua usanza) en pleno siglo XXI. Dos jóvenes cristianos, separados por 13.212 kilómetros para el mundo, y tan solo un paso para Dios, quien bajo su pluma escribió cada una de sus vidas por separado y unos capítulos después juntó sus caminos según sus designios. Lo que es imposible para el mundo, es el día a día para Dios, lo inalcanzable para muchos está a un tiro de piedra para los que tienen fe. Por eso este libro es una historia de fe. Sí claro, es una historia de amor, pero no se puede entender sin la fe, la fe en el mismísimo amor, la fe en Dios.

Una red social tan acorde y valida en nuestros días, (aunque muchos piensen lo contrario) es el cauce utilizado en principio para hacerles coincidir. Dos culturas diferentes, dos idiomas distintos, las familias, el trabajo, la escasez económica, son problemas que se rompen con solo un abrazo, en un aeropuerto.

Este libro te abraza, te acaricia los sentidos, te enamorara, te hará llorar, soñar, sufrir. Te hará creer o volver a hacerlo. Te acercará a Dios, al Dios de las vidas de sus dos protagonistas y sentirás el amor que tan solo separa un billete de avión, que ahora sí, tiene muchas cosas que contarte.

 

Georgia Blidar. Rumana de nacimiento, pero peregrina en esta tierra, hoy está radicada en Chile junto a su esposo Abraham Serey, comenzando una nueva vida. De profesión periodista, nos presenta esta primera novela que te recomendamos encarecidamente. 

____________________________________

Puedes hacerte con una copia digital del libro en:

www.amazon.es/Lo-que-boleto-avi%C3%B3n-dice-ebook/dp/B07B2CR1D2/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1520896406&sr=8-1&keywords=Georgia+Blidar

Puedes saber más de este libro en:

Anuncios

La Iglesia Evangélica de Ciudad Real celebra el Día de la Reforma

14731193_10207322941977112_2536094554296799750_n

Sugel Michelén disertó ante más de 250 personas en el antiguo casino

La Iglesia Evangélica de Ciudad Real celebra el Día de la Reforma

El patio del antiguo Casino de Ciudad Real parecía ayer una feria del libro con servicio de cafetería. Una feria del libro sorprendentemente exitosa, porque el bullicio era considerable. Pero no se trataba de eso, porque los libros giraban todos en torno al mismo tema, ya que lo que se celebraba era el Día de la Reforma, organizado por la Iglesia Evangélica de Ciudad Real.
El pasado 31 de octubre se cumplieron los 499 años desde un monje agustino clavara en la puerta de la iglesia del castillo de Wittenberg un documento escrito en latín. En él, 95 tesis que iban a cambiar la Historia. El monje era Martín Lutero.

En primer término el pastor de la Iglesía Cristiana Evangélica, Luis Cano / Elena Rosa

 

Michelén
“Él no lo sabía, pero estaba dando inicio a la Reforma Protestante”, explica el pastor dominicano Sugel Michelén, que protagonizó la ponencia “Nuestra herencia reformada”, el eje en de la celebración en el antiguo Casino, cuya sala de conferencias se quedó pequeña. Más de 250 personas se dieron cita allí para escuchar sus palabras desde las 12:00 y, luego, por la tarde, desde las 16:00.

p
Pastor Sugel Michelen con su esposa Gloría, Pilar Herrera, Vicente Mora

El pastor, llegado desde la República Dominicana, quiso exponer “cuáles son las doctrinas esenciales que los reformadores enarbolaron como los distintivos de ese movimiento, que en ningún caso era la creación de una religión, sino regresar al fundamento apostólico del Nuevo Testamento. Uno de los lemas fundamentales del Protestantismo es Sola scriptura, es decir, que solo la palabra de Dios es la autoridad final para asuntos de doctrina y para la vida del creyente, no la del Papa o la tradición, sino de las Escrituras”.
La ponencia estuvo dividia en dos bloques. Por la mañana se habló de Sola scriptura, mientras que por la tarde se trataron las otras cinco “solas”, que conforman las creencias teológicas reformistas básicas. Por la tarde, hubo tiempo para las otras cuatro: fide, gratia, Christus y Deo Gloria.

Entre los asistentes al encuentro, de rosa , la concejala Nohemí Gómez-Pimpollo / Elena Rosa

Sugel Michelén llegaba desde Madrid, donde el fin de semana se había celebrado Pasión por el Evangelio, un evento en el que se renuieron más de 450 personas en el auditorio Betel de la capital.
A la celebración ciudarrealeña acudieron no sólo fieles de la capital, sino de toda la provincia e incluso de otras de Castilla-La Mancha y de otros lugares de España como Madrid.
En un ambiente relajado, de grata convivencia, la Iglesia Evangélica de Ciudad Real celebró ayer, pues, el 499 aniversario del Día de la Reforma.

 

 

http://www.lanzadigital.com/

El evangelio en el trabajo

el-evangelio-en-el-trabajo

El evangelio en el trabajo

Sebastián Traegery & Greg Gilbert

Muchos cristianos caen en uno de los dos peligros más comunes en el ámbito laboral: o bien son ociosos en su trabajo, o bien lo idolatran. Ambas actitudes malinterpretan por completo cómo quiere Dios que entendamos nuestro empleo.

En El evangelio en el trabajo, Sebastian Traeger y Greg Gilbert desmenuzan cómo el evangelio puede transformar radicalmente nuestra forma de trabajar. Nos libera de presiones culturales -tanto de la plena devoción al trabajo como de una mentalidad de solo <ir a fichar>-, para finalmente darnos libertad con una ética de trabajo enraizada en el servicio a Cristo.

En este libro encontrarás respuestas a algunas de las preguntas más difíciles que a menudo se hacen los cristianos en cuanto al trabajo:

– ¿Qué factores deberían ser más importantes al elegir un trabajo?

– ¿Qué principios del evangelio deberían moldear mi forma de tratar a mi jefe, a mis compañeros de

trabajo y a mis empleados?

– ¿Tiene más valor el trabajo cristiano a tiempo completo que mi empleo?

– ¿Está bien estar motivado por el dinero?

– ¿Cómo priorizar o equilibrar el trabajo, la familia y las responsabilidades en la iglesia?

Con un sólo fundamento bíblico, El evangelio en el trabajo confronta tanto nuestra ociosidad como nuestra idolatría del trabajo con el reto de recordar que para quién trabajamos es infinitamente más importante que en qué trabajamos.

 

175 pp. (Editorial Peregrino 2016)

Ref. 001259 –  7,00 €