Caminar en sintonía con el Espíritu

Reseña 12

“El Espíritu Santo nos da fuerzas, nos guía y nos capacita, para crecer y perseverar en nuestra relación con el Padre por medio de Jesucristo. El Espíritu Santo es la persona de la Trinidad menos comprendida, pero aun así, sigue siendo el foco principal de renovación y avivamiento.”

J. I. Packer busca ayudar a los creyentes a reafirmarse en el llamamiento a la santidad, atentos a la función que desempeña el Espíritu en el nuevo pacto con Dios. Packer nos muestra la riqueza y profundidad de la obra en acción del Espíritu, evaluando para ello las facetas de la santidad y de los carismas, permaneciendo Cristo en todo momento en el centro y fundamento de un genuino ministerio del Espíritu. Un capítulo complementario analiza la seguridad con que el cristiano puede contar.

Los acercamientos que ha habido al tema de la persona y obra del Espíritu Santo han estado mediados por prejuicios y presupuestos teológicos que han inclinado la balanza hacia la más sosa pasividad o hacia la más exaltada actividad, olvidando el ministerio distintivo y constante del Espíritu Santo bajo el nuevo pacto, que es mediar la presencia de Cristo a los creyentes con las implicaciones prácticas y radicales que eso supone: comunión personal con Jesús, transformación del carácter en la semejanza de Jesús y la certeza de ser amados, redimidos y adoptados en la familia de Dios.

“El Espíritu Santo de Dios, el Señor, el dador de vida, que sobrevoló las aguas en la creación y habló en la historia por los profetas, se derramó en los discípulos de Jesucristo en Pentecostés para cumplir el nuevo papel del Paracleto que Jesús había definido para ellos. En Su carácter de segundo Paracleto, el sustituto de Jesús y agente representativo en la mente y en el corazón de los hombres, el Espíritu ministra hoy. Paracleto (paraklétos en griego) significa “Consolador; Consejero; Ayudador; Abogado; Fortalecedor; Sostén”. Jesús, el Paracleto original, continúa Su ministerio a la humanidad a través de la obra del segundo Paracleto. Así como Jesucristo es el mismo ayer, hoy y para siempre, lo mismo ocurre con Su Espíritu; y en cada época desde Pentecostés, dondequiera que ha llegado el evangelio, el Espíritu ha seguido haciendo, en mayor o menor escala, las cosas que Jesús prometió que haría cuando lo enviase en esta nueva capacidad.” Prefacio 1984

Relevante y pleno de significado, este libro aporta un conocimiento vital para una vida cristiana sana y gozosa, mediante el conocimiento y experiencia propia de Dios Espíritu Santo. Un libro que el creyente comprometido leerá una y otra vez.

ÍNDICE

Prólogo a la serie
Prólogo al prólogo (2005)
Prefacio (1984)
1. Enfocar el Espíritu
2. El Espíritu Santo en la Biblia
3. Trazado de la senda del Espíritu: El camino de santidad
4. Trazado de la senda del Espíritu: Versiones de santidad
5. Trazado de la senda del Espíritu: La vida carismática
6. Trazado de la senda del Espíritu: Interpretación de la vida carismática
7. Ven, Espíritu Santo
8. El cielo en la tierra: Una exposición de Pentecostés

* Editorial Andamio 2017* Nº páginas: 420p 

 

 

Puedes solicitar tu ejemplar en el siguiente link:

http://www.solosanadoctrina.com/tienda/index.php?id_product=578&controller=product

Puedes ver más sobre este libro en nuestro canal de Youtube:

 

 

Anuncios