En tan solo unos años, Facebook ha pasado de ser algo pequeño a ser un rasgo característico de la vida moderna. Tiene más de 1230 millones de usuarios, y la mitad lo usan todos los días del año.

Tiene muchas cosas buenas. Las redes sociales ofrecen muchos beneficios. Pero… ¿qué pasa con los peligros? Imagen, identidad, idolatría y autopromoción. ¿Cómo ve Dios todo esto? Tim Chester nos lanza preguntas muy acertadas y nos ayuda a reflexionar sobre los retos que nos plantean las redes sociales.