El evangelizador Juan Calvino 1

Blog102

Muchos eruditos estarían en desacuerdo con el título de este escrito. Algunos dirían que el catolicismo romano mantuvo encendida la antorcha del cristianismo mediante la poderosa fuerza del papado, los monasterios y el monarca, mientras que Calvino y los reformadores intentaron extinguirla. Pero otros afirmarían que Juan Calvino, el padre de la doctrina y la teología reformadas y presbiterianas, fue enormemente responsable de reencender la antorcha de la evangelización bíblica durante la Reforma.

Algunos también dan crédito de Calvino como padre teológico del movimiento misionero reformado. Las opiniones de la actitud de Calvino hacia la evangelización y las misiones han variado desde la defensa ferviente hasta la moderada, en el lado positivo, y desde la indiferencia hasta la oposición activa, en el lado negativo.

Una opinión negativa de la evangelización de Calvino es normalmente el resultado de: No estudiar los escritos de Calvino antes de sacar conclusiones. No entender la opinión de Calvino sobre la evangelización dentro de su contexto histórico, y/o Nociones doctrinales preconcebidas sobre Calvino y su teología.

Algunos críticos ingenuamente afirman que la doctrina de Calvino sobre la elección prácticamente niega la evangelización.

Para valorar la opinión de Calvino sobre la evangelización correctamente, debemos entender lo que el propio Calvino tenía que decir sobre la materia. En segundo lugar, debemos mirar el plano completo de la evangelización de Calvino, tanto en su enseñanza como en su práctica. Podemos encontrar decenas de referencias a la evangelización en la Institución, comentarios, sermones y cartas de Calvino. Después, podemos mirar la obra evangelizadora de Calvino (1) en su propia grey, (2) en su ciudad de Ginebra, (3) en otras partes de Europa y (4) en oportunidades misioneras allende los mares. Como veremos, Calvino era más evangelizador de lo que comúnmente se reconoce.

Calvino: maestro de la evangelización.

¿Cómo fue la enseñanza evangelizadora de Calvino? ¿De qué manera su instrucción obligó a los creyentes a buscar la conversión de toda la gente dentro de la Iglesia así como en el mundo, fuera de ella?

Junto con otros reformadores, Calvino enseñó la evangelización, de forma general, proclamando el Evangelio con fervor y reformando la Iglesia de acuerdo con los re-quisitos bíblicos. Más particularmente, Calvino enseñó la evangelización centrándose en la universalidad del Reino de Cristo y la responsabilidad de los cristianos de ayudar a extender tal Reino.

La universalidad del Reino de Cristo es un tema recurrente en la enseñanza de Calvino. Calvino dice que las tres personas de la Trinidad están involucradas en la extensión del Reino. El Padre mostrará “lo que es la verdadera religión no solo en un rincón […], sino que enviará su voz hasta los confines de la tierra”. Jesús vino a “extender su gracia por todo el mundo“. Y el Espíritu Santo descendió para “alcanzar todos los confines y extremos del mundo“. En resumen, una descendencia in-numerable “que se extenderá por toda la tierra” nacerá a Cristo. Y el triunfo del Reino de Cristo se hará manifiesto por todo lugar entre las naciones.

¿Cómo extenderá el Dios trino su Reino por todo el mundo? La respuesta de Calvino comprende tanto la soberanía de Dios como nuestra responsabilidad. Dice que la obra de evangelización es obra de Dios, no nuestra, pero Dios nos usará como sus instrumentos. Citando la parábola del sembrador, Calvino explica que Cristo siembra la simiente de vida en todo lugar (Mt. 13:24-30), juntando a su Iglesia no por medios humanos sino por poder celestial. El Evangelio “no cae de las nubes como la lluvia“, sin embargo; sino que es “traído por las manos de los hombres adonde Dios lo ha enviado“. Jesús nos enseña que Dios “usa nuestra obra y nos convoca a ser sus instrumentos para cultivar su campo“. El poder para salvar descansa en Dios, pero Él revela su salvación por medio de la pre-dicación de su Evangelio. La evangelización de Dios causa nuestra evangelización. Nosotros somos sus colaboradores y Él nos permite participar del honor de constituir a su Hijo en gobernador de todo el mundo.

Calvino enseñó que el  método ordinario de “reunir una Iglesia” es mediante la voz externa de los hombres; “pues, aunque Dios podría traer a sí a toda persona mediante una influencia secreta, emplea, sin embargo, la acción de los hombres para despertar en ellos la inquietud por la salvación de los demás. Llega a decir: “Nada retarda tanto el avance del Reino de Cristo como la escasez de ministros. Sin embargo, ningún esfuerzo humano tiene la última palabra. Es el Señor, dice Calvino, quien “hace resonar la voz del Evangelio no solo en un lugar, sino a lo largo y ancho de todo el mundo. El Evangelio no es predicado al azar a todas las naciones, sino por el decreto de Dios.”

Continuará …

____________________________________

*Se permite compartir incluyendo la  fuente http://www.solosanadoctrina.com   http://www.facebook.com/SoloSanaDoctrina \ www. solosanadoctrinablog.wordpress.com

Anuncios