El legado espiritual de Juan Calvino 5

Blog94E

Los principios básicos de la teología calvinista

La teología de Calvino está firmemente anclada en las escrituras en el principio de autoridad divina que emana de la misma.  La polémica religiosa del siglo XVI planteó una decisiva y radical cuestión de autoridad. durante siglos de tensiones y confrontaciones entre la Iglesia y el poder civil, la jerarquía católica llegó a convertirse en una poderosa estructura de poder. En el plano religioso la Iglesia actuaba como depositaria infalible de la verdad del cristianismo y ejercía en lo doctrinal una autoridad absoluta. A través de su sistema sacramental se convertía en agencia exclusiva de mediación espiritual. En todas las facetas de la vida, los preceptos de la Iglesia eran ineludibles e incontestables. En la esfera del pensamiento imponía la escolástica —sobre todo el tomismo— como sistema verdadero de interpretación de la realidad. Con el advenimiento de la Reforma se hunde toda esta estructura de poder y autoridad: Roma pierde su poder hegemónico y ve cuestionado los cimientos de su autoridad. En nombre de una autoridad superior —la de las Escrituras—, la Reforma se enfrenta a Roma con valor y firmeza en su es-fuerzo de retorno a la fe apostólica. Toda la obra de Calvino constituye una constante apelación a la autoridad de la Biblia. Calvino escribe con autoridad: con la autoridad que emana del texto sagrado de las Escrituras. Una objeción que con frecuencia tanto católicos como protestantes arminianos esgrimen en contra del calvinismo tiene que ver con la doctrina de la predestinación. Se acusa al calvinismo de presentar a un Dios inmisericorde y cruel en sus designios de salvación: a algunos hombres, por decreto de elección soberana, otorga salvación, y a otros, por decretum horribile, condena a reprobación eterna. En este, como en otros temas también cuestionados, se hace imperativo el estudio sosegado y directo de los textos de Calvino a la luz de la ver-dad revelada. Los que rechazan la soberanía de Dios en todo lo con-cerniente a la predestinación, decía y repetía el predicador Spurgeon, deberían mutilar previamente sus Biblias y eliminar muchos de sus pasajes. Posiblemente sea la doctrina de la elección la peor entendida y más caricaturizada de la teología bíblica. Aconsejable sería, por consiguiente, leer y estudiar a Calvino con el fin de “enderezar entuertos teológicos” y clarificar ideas sobre la doctrina. Con frecuencia se habla también de la predestinación como si fuera la doctrina central y distintiva del calvinismo. Los que así piensan ignoran que sobre esta doctrina lo que dice Calvino no difiere de lo expuesto por san Agustín en el siglo IV, y Zuinglio, Lutero y demás reformadores en el siglo XVI. Dicho esto debe afirmarse que el decreto de elección y predestinación no es el principio formal en torno al cual gira y se estructura el sistema teológico calvinista. En el calvinismo la predestinación (y todas las demás doctrinas) se subordina a un principio revelacional superior: el del teísmo bíblico. De no captarse el significado del teísmo bíblico, no se llegará a entenderá nunca la verdadera esencia del calvinismo. El calvinismo es un sistema radicalmente teocéntrico. El principio fundamental del calvinismo es inseparable de una experiencia de profunda aprehensión de Dios en su majestad y gloria. En palabras de B.B. Warfield:

“El calvinista es el hombre que ha visto a Dios, y ante la visión divina se apodera de él un pro-fundo sentimiento de indignidad como criatura, y mucho más como pecador. Pero al mismo tiempo el calvinista se ve embargado por un desbordante sentimiento de asombro adorante al darse cuenta de que este Dios es también el Dios que recibe a los pecadores. Aquel, pues, que en completa entrega y sin reserva al-una cree en Dios y le acepta como Dios en la totalidad de su corazón, mente y voluntad —en la esfera completa de sus actividades intelectuales, morales y espirituales, y a través de todas sus relaciones individuales, sociales y religiosas—es, por necesidad, un calvinista.” [“Calvinism”, The New SchaffHerzog Encyclopedia of Religious Knowledge, Baker, Grand Rapids 1958, ad. loc.].

El principio fundamental del calvinismo está enraizado en un teísmo omniabarcador. En palabras del propio Calvino: “en la totalidad de nuestra vida tenemos negocio con Dios (negotium cum Deo)”. Es sobre la base del teísmo bíblico donde el Reformador desarrolla el tema de la predestinación y levanta todo el edificio de su teología. La soteriología calvinista se la resume tradicionalmente en cinco puntos doctrinales: depravación total del hombre, elección incondicional, redención particular, gracia irresistible y perseverancia del creyente en la salvación.

1]. Depravación total del hombre. Aquí el adjetivo total, más que intensivo, es incluyente: todas las facultades del hombre se han visto afectadas por el pecado. Delante de Dios el hombre es incapaz de lograr ningún bien espiritual o de valor soteriológico. En lo social, moral e intelectual el hombre puede conseguir grandes y loables metas. Sin embargo, en tanto que estos logros no están motivadas por un genuino amor y obediencia a Dios, no son aceptables ni meritorios. La voluntad del hombre caído no es libre: es esclava del pecado. Las conclusiones de Calvino sobre este punto se derivan de la exégesis de pasajes bíblicos tales como los de: Gn. 6.5; Job 15. 14-16; Sal. 51.5; Ec. 7.20; 9.31; Is. 64.6; Jer. 17.9; Mr. 7.21-23; Jn. 3.5-7; 8.7-8; 6.44, 1 Co. 65; Ro. 3.9-12; 2.14; Ef. 2.1-3; 6.20; 4.17-19,24; Col. 3.10; Tit. 1.5; 3.3. Sobre la imagen de Dios en el hombre, Calvino distingue entre la imagen natural, que tiene que ver con la espiritualidad, racionalidad, moralidad e inmortalidad de su ser, y la imagen moral, que tiene que ver con el conocimiento verdadero, la justicia y la santidad. La primera imagen se vio afectada por la caída; mientras que la segunda se perdió por el pecado y es restaurada por Cristo.

Continuará …

__________________________________

*Se permite compartir incluyendo la  fuente http://www.solosanadoctrina.com   http://www.facebook.com/SoloSanaDoctrina \ www. solosanadoctrinablog.wordpress.com

Anuncios